Imagen 1/1
Jason Momoa confiesa que nunca dejará que sus hijos vean uno de sus trabajos en pantalla

Jason Momoa confiesa que nunca dejará que sus hijos vean uno de sus trabajos en pantalla

A sus 42 años, Jason Momoa tiene una larga carrera en la pantalla, aunque la mayoría del público está más familiarizado con sus papeles de Khal Drogo en Game of Thrones y Aquaman en el llamado Universo Extendido de DC. Sin embargo, el actor ha confesado que no le entusiasma mucho que sus principales fans, sus hijos, conozcan todos sus proyectos anteriores. “Verán muchas cosas que papá ha estado haciendo”, dijo en el programa radiofónico australiano Fitzy and Wippa sobre sus próximas películas Sweet Girl y Dune. “Las cosas anteriores en mi carrera, no puedes verlas. Pero puedes ver las cosas nuevas”, agregó, refiriéndose a lo que ha dicho a su hija Lola, de 14 años, y su hijo Nakoa-Wolf, de 12, fruto de su matrimonio con Lisa Bonet. El anfitrión le preguntó a Momoa qué pensaban sus hijos de su papel en Baywatch: Hawaii, y él confesó que dicha serie es innombrable en casa. “No decimos la palabra B en casa. ¡Escondemos todo eso! ¡Nunca sucedió, amigo!”, bromeó. “No hablamos de esas palabras, la palabra B no sucedió”, agregó. Jason protagonizó la serie de 1999 a 2001, interpretando al salvavidas Jason Ioane. El actor, que entonces tenía tan sólo 20 años, lucía completamente diferente a ahora, con el pelo corto y el cuerpo sin tatuajes. No obstante, no sólo este programa de televisión está prohibido para los hijos del actor, pues reveló que tampoco pueden ver GoT, al menos por ahora. “Tampoco van a ver Game of Thrones, aunque es fantástico”, dijo Momoa. “Pero ya sabes, hay cosas que simplemente... ellos no pueden ver a Conan (el Bárbaro). Así que ahora mismo, superhéroes y demás, estamos bien”, explicó, y contó que toda la familia está emocionada por el lanzamiento de Aquaman 2, cuyo lanzamiento se tiene programado hasta diciembre de 2022.