Imagen 1/1
Andie MacDowell confiesa que su equipo no quería que se dejara las canas

Andie MacDowell confiesa que su equipo no quería que se dejara las canas

A principios de este mes, Andie MacDowell acaparó todas las miradas a su paso por la alfombra roja del Festival de Cannes, el motivo: su espectacular melena gris al natural. La actriz y modelo, se sumó así a una tendencia de la que incluso algunas royals han sido partícipes recientemente. Al hablar sobre el revuelo que causó su imagen, la estadounidense se refirió con orgullo de su apariencia, y aseguró que asume sus canas como sinónimo de fuerza y poder. “Al comienzo de la cuarentena, mi cabello comenzó a crecer y cada vez que mis hijos me veían, me aseguraban que me quedaba estupendo el pelo gris. Me hacía un moño y parecía dos botes de sal y pimienta, negro y plateado”, contó en entrevista para Vogue. “Me gusta compararme con George Clooney porque ¿por qué no? Durante mucho tiempo he pensado que ya era hora de que yo, personalmente, hiciera esa transición porque sentí que era apropiado para mi personalidad y para quien soy”, continuó la estrella de Cuatro bodas y un funeral. “Durante el encierro, tuve mucho tiempo libre y me obsesioné con Jack Martin, que peinaba a Jane Fonda. Compartí esas fotos de Jane con mucha gente y les decía: ‘Oye, quiero hacer esto’”, relató. Estaba tan convencida de lo que quería, que incluso decidió no tomar el consejo de sus representantes, quienes opinaban que no era el momento para adoptar este look natural. “Conseguí un trabajo y muy rápidamente tuve que decidirme sobre lo que iba a hacer. De hecho, mi manager me decía: ‘No es el momento’. Yo me impuse: ‘Creo que estás equivocado, voy a ser más poderosa si acepto donde estoy ahora. Es el momento, porque en dos años voy a cumplir 65 años. Si no lo hago ahora, no tendré la oportunidad de ser sal y pimienta’”, recordó. Y es que para Andie, no había dudas sobre lo que debía hacer con su melena, pues para ella dejarla gris era coherente con este momento de su vida. “Creo que la edad en mi cara, para mí, en mi opinión personal, ya no coincidía con mi pelo. De alguna manera, siento que parezco más joven ahora porque se ve más natural. No es como si estuviera tratando de ocultar algo. Creo que es un movimiento, una demostración de poder, y eso es lo que les decía a mis managers: ‘Es exactamente lo que necesito hacer ahora’”, aseguró.