Imagen 1/1
Kaia Gerber admite que estaba ‘escéptica’ sobre incursionar en el modelaje

Kaia Gerber admite que estaba ‘escéptica’ sobre incursionar en el modelaje

Con tan solo 18 años, Kaia Gerber ha logrado triunfar en el mundo del modelaje, demostrando que es una digna heredera del legado de su madre, Cindy Crawford. Y aunque hoy es una de las jóvenes más solicitadas por los diseñadores, lo cierto es que su futuro bien pudo tomar otro rumbo. Y es que la estadounidense ha revelado que tenía ciertas dudas sobre esta carrera, e incluso confesó que la fama le asustaba. “Cuando era niña, nunca pensé que me parecía a mi madre, nunca imaginé que (modelar) fuera algo que pudiera hacer”, contó Kaia en entrevista con Jeremy O para la revista i-D. “Mi madre nunca me presionó. Luego, cuando comencé a crecer, la gente comenzó a acercarse a mí para proponerme ser modelo, pero yo era muy escéptica al respecto”, aseguró la joven, quien ha desfilado para firmas como Chanel, Versace y Prada por mencionar algunas. “Es bastante difícil crecer como mujer, con todos esos cambios que sufres cuando eras adolescente. Hacer eso a la vista del público es realmente aterrador. Necesitas tener mucha confianza”, reflexionó. “Nunca quise ser famosa. La idea de la fama siempre me asustó”, admitió. No obstante, el hecho de ser hija de una leyenda de las pasarelas implicaba que la fama no fuera opcional, así que finalmente cedió. “Creo que una de las razones por las que me sentí atraída por el trabajo de modelo fue porque estaban publicándose cientos de imágenes sobre mí de todos modos, así que quise tomar el control sobre eso”, explicó Gerber. Y aunque hoy en día parece estar más que acostumbrada a su estatus de celebridad, Kaia está convencida de que la exposición pública, que a veces rebasa el límite de la privacidad, no es algo que le encante. “Creo que es realmente triste. No debería tener que acostumbrarme, no es una forma normal de vivir la vida”, aseguró.